CRITICA DE CINE POR ANGEL MARTINEZ : “LOS ÚLTIMOS DÍAS “

CRITICA DE CINE POR ANGEL MARTINEZ :  “LOS ÚLTIMOS DÍAS “

 

Àngel Martinez

“LOS ÚLTIMOS DÍAS “

PAIS: ESPAÑA

DURACIÓN: 100 min.

DIRECTORES:Álex Pastor, David  Pastor

GUIÓN: Álex Pastor, David  Pastor

FOTOGRAFIA: Daniel Aranyó

MÚSICA: Fernando Velázquez

INTÉRPRETES:  José Coronado, Quim Gutiérrez, Marta Etura, Leticia Dolera, Lluís Villanueva, Mikel Iglesias, Ivan Massagué, Pep Sais, Momo Ballesteros

 La nueva cinta de los hermanos Pastor, no es como su anterior largometraje, el que hicieron en USA, Infectados (2009). Las expectativas, no puedo negar que eran altas. Pero le falta chicha, al guión, que también  escriben ellos (algo que me encanta). La pena, es que és débil, sólo tiene claro que es una road movie, bajo el suelo, y de baja factura.

 Empieza muy bien, con un tema que hace 10 o 15 años, estaba olvidado. Los desastres apocalípticos, aunque hemos pasado, la predicción Maya, del final del mundo, seguimos pensando que tal vez pueda pasar, alguna desgracia  que nos recluya y nos animalice más. La gran amenaza es un virus, que hace que la gente que sale a la calle, muera de un ataque de pánico.

Coronado y Quim Gutiérrez, se pasan los 100 minutos divagando, parecen Don Quijote y Sancho Panza dentro de un túnel. Hay momentos que sobran extras, en otros planos, faltan. Lo peor que le puede pasar a una thriller, es que el resultado sea una película serie B. Los efectos especiales, son malillos, el hospital ardiendo, hecho en un laboratorio de post producción. Cuando se cae una viga…..  la verdad, son muy mejorables, sino prescindibles.La ambientación, si que es buena, el vestuario de los extras, la iluminación. Pero nos enfrentamos, al segundo fallo, no menos importante que su predecesor, el casting.  

José Coronado y Quim Gutiérrez, no tienen nada de química, son agua y aceite. De Coronado me gusta su interpretación (mérito suyo, no de los directores), los diálogos son mantecosos, sin fundamento, comprados al peso.Marta Etura sale poco, eso le beneficia a la película y a ella, su interpretación está grotescamente sobreactuada.

Cuando los hermanos Pastor, quieren reconducir el clímax de la trama, nos salen con un final absurdo, las nuevas generaciones, parece que no están infectadas por el virus agorafóbico. Si pretendían crear un blockbuster, les ha salido un ladrillo. Tiene algo de Spielberg,  Los últimos Días, mucho ruido y pocas nueces.

 Àngel Martinez

 

 
   
Share Button