Editorial

Editorial Abril 2011

Director General:

Jesús Pérez Marqués

Editorial Abril 2011

Sé que me quieren confundir, exponer la tragedia como presente para dejar los presentes atrás y olvidar todos y cada uno que nos ha traído hasta aquí.

(Sería tan fácil matar al silencio si no fuese eterno) Interponer los sentidos que nos faltan a los que ya hemos tomado como asumidos sin asumir absolutamente nada de los valores reales de la existencia.

Tomar como defecto las lecturas y las facturas pasadas y no poner un precio al presente como futuro inmediato que será el mañana.

Si hoy es el mañana de ayer, si hoy es la hora de recaudar y recoger las facturas pagadas, las propias y las ajenas. Qué futuro nos espera a cada uno o a todos en lo que hemos sembrado, cual ha de ser la cosecha que queremos recibir realmente del hoy,  y para un mañana si el mañana de ayer  lo hemos estado  labrando en tierra árida donde conscientes o inconscientes en el fondo todos sabíamos que no era correcto aquello que de alguna forma engañábamos con (Así es la vida que le vamos hacer…)

No lo puedo evitar, lo siento…

Esta editorial era para hablar de los idiotas y resulta que me pongo pragmático. Que una nueva realidad me aleja de la asociación de ideas que tenía en mente, en esa constante del devenir diario donde uno más uno salen cinco o más, porque nunca salen las cuentas y las cuentas restan en vez de sumar, o suman para el después, en vez de restar.

Se podría  prohibir la asociación de ideas…  Porque si yo no digo nada y las  ideas son tuyas, no serás tú el responsable de lo que has pensado… O todo lo contrario estaremos hablando de lo común o lo habitual deforme que todos sabemos entendemos y callamos, pero sabemos y queremos oír por que en verdad estamos en desacuerdo y no nos queda otra opción que la sumisión ante la provocación.

Hablo de los idiotas, Hay alguna forma o medicamento que los pueda curar, o se les puede prohibir ser idiotas.

Es un dilema, ayer estaba cabreado y hoy estoy apenado de las penas que nos han impuesto para olvidar las penas ajenas.

Como decir lo siento, si nos están robando los sentidos del sentir. Habrá un vocabulario donde las palabras escritas mantengan el valor real (CONSTITUCION) sin que otros elementos o valores jueguen con ellas.

Asociación de ideas, en un mundo emergente donde andamos perdidos solo la luz nos puede guiar. Mira en frente ves despacio, la carretera no es el camino, el camino cada día es más difícil de encontrar, mientras las curvas nos marean y apenas podemos ver el horizonte  las energías suben restando en nuestros bolsillos las deudas que deberemos pagar mañana.

Jesús Pérez Marqués