Cartelera

BLANKA por Àngel Martinez

blanka 

PAIS:FILIPINAS

AÑO:2016

DURACIÓN:75 min.

DIRECTOR:Kohki Hasei                                                                  ÀNGEL MARTINEZ

GUIÓN:Kohki Hasei

MÚSICA:Aska Matsumiya, Alberto Bof and Francis de Veyra

REPARTO:Cydel Gabutero, Peter Millari, Jomar Bisuyo, Raymond Camacho, Ruby Ruiz

PRODUCTORA:Coproducción Italia-Filipinas-Japón; Biennale College - Cinema / Dorje Film / Simple Truth Productions

 

Cuando ves el tráiler de Blanka, esperas ver un dramón sin igual, crees que te vas a encontrar una película que abusa del recurso lacrimal. Pero no es así, casi se podría considerar una road movie, al menos en el plano sentimental.

Blanka, es una niña de unos 10 años, casi invisible. Invisible para los que viven en la misma ciudad, pero en diferentes planetas. En Europa no estamos acostumbrados a ver niños tan pequeños durmiendo solos en la calle, de momento.

Es una niña superviviente, una ladrona compasiva, que roba porque quiere comprar una madre. Ha visto en la televisión de un chiringuito, que una pija/celebrity, adopta a unos niños huérfanos. En ese momento decide que va a ofrecer 30.000 pesos filipinos, a la madre que la adopte, y para poder seleccionar a la candidata ideal, empapela la ciudad de Manila, con carteles que atraen a lo mejor y lo peor de los suburbios filipinos.

En esta película, el realizador Kohki Hasei, ha querido filmar a las clases más bajas, sin detenerse a mencionar a las clases medio-alta quienes en esta ocasión, han sido los imperceptibles.

Kohki Hasei se ha reflejado en Victor Gaviria (La Vendedora de Rosas) que a su vez se había inspirado en Hans Christian Andersen, en su libro (La vendedora de fósforos). En el cine todo el mundo se copia de todo el mundo, no es malo, al revés toda contribución al arte, es poca. Siempre y cuando se admita, aunque sea con un pequeño homenaje.

Del director nipón, no destacaríamos su gran oficio para contar historias en formato ficción, se nota que se ha formado como documentalista. Cuando se dirige cine, hay que tener en cuenta algunos detalles que enriquecen fílmicamente, y que conducen a convertir el drama en ameno y necesario, lo contrario sería utilizar el dolor en beneficio propio.

Un día Blanka, en su afán de encontrar algo de calor, conoce a Peter, un guitarrista ciego, y emprende un viaje a otro barrio de la ciudad, donde pretenden hallar la fortuna, de la supervivencia del día a día. Allí conoce a dos chicos, a Raúl y a Sebastián, son de su misma edad, pero están condenados a no ser niños, no se lo pueden permitir. Se comportan como mafiosos, la calle es muy dura, para una niña desamparada, especialmente en los países, donde abunda el turismo sexual.

Recomiendo ver esta película, le ofrecería una puntuación de 5 de 7.


Àngel Martinez

 

 
   

Share Button