Comentarios

Ana Isabel Espinosa Opinión)

  Imprimir E-Mail

   

Ana  Isabel Espinosa


 

 ASESINOS EN POTENCIA


Makelele ha sido detenido de nuevo y puesto a disposición judicial, decretándose su ingreso en prisión .No les diré que me sorprenda la noticia y aún menos que me sienta apenada por el chico, porque solo tenga 22 años o porque tenga que ir a prisión, porque la pareja que mató, al embestirlos con su coche, cuando corría por mitad de la ciudad ,  a mas de cien por hora, en una pique absurdo con alguien tan descerebrado como él, no descansa en paz , ni lo hará hasta que muchos como ellos, dejen de vagar libremente por nuestras carreteras



Hay quienes están en contra de tantas restricciones y que defienden que el permiso de conducir solo es un tramite burocrático, pero el endureciendo de penas y la exigencia de ese permiso de conducir, bajo pena de prisión ,nos dará unas carreteras más seguras y sin plaga de inconscientes, pululando por ellas ,a todos aquellos que guardamos las normas .
Makelele es un fenómeno en su barrio y les diré por qué, pues porque el buen hombre, que de bueno a mi forma de ver las cosas no tiene nada, es un as en esto de conducir a mucha velocidad y sin pizca de cabeza sobre los hombros y aún ayer cuando lo conducían a donde va a ser su santuario en algún tiempo ,lo vitoreaban y aplaudían  , como hacen con aquellos otros  , a los que no pienso nombrar  , que lo único que hacen es joroban el buen orden de las cosas y matar a la gente por la espalda.
Y es que una persona, con el pleno nombre de tal ,no puede ir por ahí haciendo de la carretera su pista de carreras particular  ,   enseñando las barbaridades que hace, sobre todo porque es como ir con un cuchillo por la calle esperando a ver con quien te cruzas y se lo puedes clavar
La carretera es de todos, de los que nos gusta para viajar o relajarnos un rato, viendo como pasan los kilómetros y cambian los lugares, de los que trabajan en ella y de las personas normales y corrientes  , que se suben a un coche ,no para que alguien los mate  , porque les da la gana, como hizo presuntamente Makelele con el matrimonio ,sino para llegar a su casa, besar a su hija y contarle cómo lo habían pasado , y no en cambio ,para que el guardia civil de turno conteste el móvil de la madre muerta , que no paraba de sonar ,  y le diga a una sorprendida hija ,que espera a sus padres desesperadamente , lo que ha ocurrido , no por la fatalidad , sino por la mala baba de un anormal.
Makelele ha ingresado en prisión como un héroe ,porque los jóvenes, algunos  , son idiotas y piensan que el mundo les pertenece ,  porque se suben a una moto prestada, ebrios de tanto beber ,sin carné ,  ni permiso alguno y ponen en peligro a Dios padre, porque les sale de las narices.
Pero en realidad  , no son más que apátridas sociales, energúmenos que deberíamos excluir hasta que aprendieran a respetarse y respetar a los demás ,  a convivir  y dar de si  , no patadas o exabruptos  , sino algo que merezca la pena disfrutar
Ha tenido que ir a la cárcel, pero no será por no avisarle, porque aún muriendo dos personas por su necedad  , se libró de la condena porque no tenía antecedentes ,pero no le valió la sensatez  , que no tenía ,  para cambiar de vida ,  ni recapacitar, no le valió de nada la muerte ,  que siempre pesará sobre su cabeza hasta el final de sus días ,porque no tiene cabeza  , ni para llevar sombrero, y ha vuelto a montarse en una moto prestada, cabalgando la necedad ,a una velocidad de vértigo y saltándose un semáforo en rojo ,sin carne  , ni permiso de conducir
Vamos ,  que si la cosa no fuera tan grave y hasta me asqueara el asunto, por las vidas que hay en juego, las vidas que se han segado y la irresponsabilidad y la poca vergüenza del niñato de turno, parecería cosa de chiste ,de esos chistes que algunos les gusta contar de que te para un guardia civil para pedirte el carne que no tienes ,yendo en un coche robado ,  a más de trescientos por hora ,lleno de droga y borracho perdido, a más no poder.

 


Primacía no se hace responsable de los contenidos  ni comparte necesariamente la opinión de sus colaboradores