Novedades

Semana Santa. En busca del Paraiso de la Carpa

Semana Santa. En busca del Paraiso de la Carpa Imprimir E-Mail

   Jesus Pérez Marqués   

 En busca del paraíso de la Carpa
Esta Semana Santa nuestros amigos han  aprovechado la fiesta para la aventura de la pesca y como en otras ocasiones disfrutaron con la pesca del sirulo o siluro, en esta , decidieron aprovechar los días buscando los sitios adecuados donde poder pescar y localizar carpas en el Rio Ebro en medio de las islas, lagunas, lagos o mejanas que se crean detrás de cada presa para contener los diferentes niveles del agua y en algunos casos como Molinos o Saltos para crear electricidad.

 PRIMERA PARTE

 

EN BUSCA DEL PARAÍSO DE LA CARPA 1º PARTE

 

 

  • En busca del paraíso de la Carpa


Esta Semana Santa nuestros amigos han aprovechado la fiesta para la aventura de la pesca y como en otras ocasiones disfrutaron con la pesca del sirulo o siluro, en esta , decidieron aprovechar los días buscando los sitios adecuados donde poder pescar y localizar carpas en el Rio Ebro en medio de las islas, lagunas, lagos o mejanas que se crean detrás de cada presa para contener los diferentes niveles del agua y en algunos casos como Molinos o Saltos para crear electricidad.


  • En otras ocasiones ya habían estado en la misma presa, y hasta se habían adentrado en las diferentes mejanas, pero nunca habían explorado las nuevas zonas creadas tras las riadas del invierno.

 


  • Sorprendidos por ver la cantidad de Carpas que había detrás de la presa en las lagunas colindantes en las corrientes de aguas detrás de las cascadas, decidieron echar las cañas esperando pescar alguna, ya que en otras ocasiones en ese mismo lugar solo salían sirulos, y donde están los sirulos difícilmente se ven carpas o las que se ven son muy grandes y difícilmente entran al llevar anzuelo he hilo trenzado para el sirulo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Tras estar varias horas con alguna picada fuerte pero sin suerte decidieron adentrarse dentro de las isletas, entre la maleza para ver si localizaban más carpas aparte de las que frecuentemente están detrás de las corrientes de agua o en las orillas al lado de las ramas comiendo.

  • A la vez que se adentraban en la maleza para descubrir nuevas zonas, las cigüeñas volaban por encima, al lado sin temor a su presencia.

 

 

  • La verdad es que en esta zona y en la mayoría donde ya procrea el siluro no es fácil encontrar carpas y menos verlas, el siluro está destrozando la mayoría de la fauna natural del rio Ebro y la mayoría de sus especies y entre ellas la carpa está sufriendo grandes consecuencias siendo cada vez más difícil pescarlas y sobre todo las que todos entendemos de tamaño natural, no como ahora que suelen estar por encima de los ocho o diez quilos las que se suelen sacar o ver.


  • Por ese motivo Javier y Moisés no les importaban cruzar entre la maleza, piedras y corrientes de agua para pasar de una isleta a otra buscando el paraíso de la carpa.


  • Gracias a las diferentes isletas y lo aisladas que estaban con el exterior sin que nadie hasta ahora las hubiese explorado creían que podían encontrar un lugar donde las carpas estuviesen a su aire sin ningún temor flotando a ras del agua y disfrutando de la luz y del sol a ras de del rio y por ello no dudaban en seguir avanzando aun con alguna que otra caída y heridas provocadas por las ramas y la maleza.

  • De pronto empezaron a ver las primeras muestras del estado natural del entorno al ver a ras del agua alguna que otra carpa nadando y sin n siquiera sorprenderse de vernos en la orilla mientras podíamos fotografiarlas.


  • Al final y por fin encontraron el paraíso de las carpas y como se puede ver existe y todavía les queda entre las islas o lagunas algún espacio natural que no ha llegado nadie pudiendo disfrutar de ellas del entorno y de la sorpresa de haber encontrado ese lugar que no quisieron perturbar queriendo mantenerlo como estaba y tan solo llevarse la satisfacción de explóralo disfrútalo y fotografiarlo para compartirlo con los demás.

A última hora volvieron al lugar donde habían dejado las cañas y el día no estaba ni había estado para la pesca, no había picado nada, pero si para disfrutar del entorno las fotografías y el día estupendo y soleado jueves que nos ha aportado este documental fotográfico más pausado que un video pero no por eso menos expresivo y bello y más con la aventura de haber conseguido encontrar según ellos el paraíso de las carpas.

  • Por motivos del tiempo no podemos ofrecer el reportage completo donde poder mostrar con imagenes determinantes EL PARAÍSO DE LAS CARPAS en el Rio Ebro.
  • Pero eso os la garantizamos será en la proxima.
  • Jesús Pérez marqués